como-funcionan-las-sillas-de-ruedas-electricas

Las sillas de ruedas eléctricas son una ayuda técnica para personas con problemas de movilidad. En este artículote explicamos Cómo funcionan las sillas de ruedas eléctricas, diseños, características i beneficios.

Funcionan mediante un motor impulsado por baterías y se controlan con un joystick. Son recomendadas para aquellos que no pueden propulsarse de manera autónoma. Estas sillas ofrecen comodidad, libertad de movimientos y se utilizan en casos de lesiones medulares, enfermedades neuromusculares o para personas mayores sin suficiente fuerza para usar una silla manual. Su diseño incluye asiento, respaldo, reposapiés y cuatro ruedas. Las sillas motorizadas pueden tener tracción delantera, central o trasera, así como capacidades especiales como ‘de pie’ o adaptación al medio ambiente.

¿Cómo funcionan las sillas de ruedas eléctricas?

Las sillas de ruedas eléctricas son una solución técnica que permite a las personas con problemas de movilidad desplazarse de forma autónoma. Su funcionamiento se basa en un motor alimentado por baterías, el cual impulsa las ruedas para proporcionar el movimiento necesario.

Componentes principales de las sillas de ruedas eléctricas

Estas sillas cuentan con diversos componentes que son fundamentales para su funcionamiento. Entre los principales se encuentran:

  • Motor: Es la parte central de la silla de ruedas eléctrica. Este motor, alimentado por baterías, impulsa las ruedas y permite el desplazamiento del usuario.
  • Joystick de control: A través de un joystick ubicado en el reposabrazos, el usuario puede determinar la dirección y velocidad de la silla de ruedas eléctrica.
  • Asiento y respaldo: Estos elementos, diseñados para brindar comodidad al usuario, se ajustan según sus necesidades.
  • Reposapiés y reposabrazos: Proporcionan apoyo adicional al usuario, mejorando la estabilidad y comodidad durante el desplazamiento.
  • Ruedas: Las sillas de ruedas eléctricas cuentan con cuatro ruedas, dos de mayor tamaño en la parte trasera y dos más pequeñas en la parte delantera. Estas ruedas permiten el movimiento suave y seguro.

Diseño y tipos de sillas de ruedas eléctricas

Las sillas de ruedas eléctricas están disponibles en diferentes diseños y tipos para adaptarse a las necesidades de cada usuario. Algunos de los tipos más comunes son:

  • Sillas de ruedas eléctricas estándar: Son las más utilizadas, ideales para uso en interiores y exteriores en superficies planas.
  • Sillas de ruedas eléctricas todoterreno: Diseñadas para terrenos más accidentados, como caminos de tierra o terrenos irregulares.
  • Sillas de ruedas eléctricas con capacidad de ‘de pie’: Estas sillas ofrecen la posibilidad de elevar el asiento para permitir al usuario ponerse de pie o cambiar de posición, brindando beneficios adicionales.

Personas que pueden beneficiarse de las sillas de ruedas eléctricas

Las sillas de ruedas eléctricas son especialmente recomendadas para aquellas personas que no pueden propulsarse de manera autónoma. También son utilizadas por personas con enfermedades neuromusculares, lesiones medulares altas, personas mayores que carecen de fuerza para usar una silla de ruedas manual, o personas con enfermedades respiratorias o cardíacas.

Baterías utilizadas en las sillas de ruedas eléctricas

Tipos de baterías

Las sillas de ruedas eléctricas utilizan diferentes tipos de baterías para su funcionamiento. Entre las más comunes se encuentran las baterías de plomo-ácido, que son económicas y ofrecen una buena relación entre potencia y duración. También se utilizan baterías de gel, que son más seguras y no requieren mantenimiento. Otro tipo de baterías utilizadas son las de iones de litio, que son más ligeras y compactas, lo que permite una mayor autonomía.

Duración y mantenimiento de las baterías

La duración de las baterías en las sillas de ruedas eléctricas puede variar según su tipo y capacidad. Generalmente, las baterías de plomo-ácido tienen una vida útil de unos 2 a 3 años, mientras que las de gel y iones de litio pueden durar hasta 5 años. Es importante realizar un correcto mantenimiento de las baterías para asegurar su rendimiento óptimo, como mantenerlas limpias y cargarlas regularmente según las indicaciones del fabricante.

Tecnologías de carga de baterías

Existen diferentes tecnologías de carga utilizadas en las sillas de ruedas eléctricas para recargar las baterías de forma adecuada. Algunos modelos cuentan con cargadores integrados que se conectan directamente a una toma de corriente, mientras que otros utilizan cargadores externos que se conectan a la silla de ruedas. Además, existen cargadores inteligentes que controlan el proceso de carga y evitan la sobrecarga o la descarga profunda de las baterías, lo que prolonga su vida útil.

Sistemas de control y conducción en sillas de ruedas eléctricas

Funcionamiento del controlador

El controlador es el componente fundamental que permite manejar la silla de ruedas eléctrica. Generalmente, está ubicado en el apoyabrazos y consta de un joystick que permite controlar la dirección y la velocidad de la silla. Además del joystick, puede incluir controles adicionales que permiten ajustar la sensibilidad o acceder a diferentes modos de control. Gracias al controlador, las personas usuarias pueden adaptar el desplazamiento de la silla según sus necesidades y preferencias.

Sistemas de tracción en sillas de ruedas eléctricas

Existen diferentes sistemas de tracción disponibles en las sillas de ruedas eléctricas. Estos sistemas determinan cómo se propulsa y se mueve la silla. Los principales tipos de sistemas son:

  • Tracción delantera: en este sistema, las ruedas delanteras son las encargadas de impulsar la silla hacia adelante. Este tipo de tracción proporciona una buena estabilidad y maniobrabilidad, especialmente en espacios reducidos.
  • Tracción central: en este caso, la silla se impulsa a través de las ruedas centrales. Esta configuración permite un buen equilibrio, lo que facilita la conducción en terrenos irregulares y mejora la tracción.
  • Tracción trasera: en el sistema de tracción trasera, las ruedas traseras son las encargadas de propulsar la silla. Este tipo de tracción proporciona una mayor potencia y velocidad, siendo especialmente útil en terrenos más difíciles.
  • Tracción total: algunas sillas de ruedas eléctricas cuentan con tracción total, lo que significa que todas las ruedas participan en la propulsión. Este sistema ofrece una excelente tracción en terrenos complicados, brindando mayor estabilidad y control al usuario.

Uso y manejo de las sillas de ruedas eléctricas

Cuando hablamos de cómo funcionan las sillas de ruedas eléctricas, es importante explicar el uso y manejo de las sillas de ruedas eléctricas es bastante intuitivo. Aunque se requiere cierta práctica para manejar adecuadamente el controlador y familiarizarse con las funciones de la silla. Es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Asegurarse de que la silla esté correctamente encendida y que las baterías estén suficientemente cargadas antes de utilizarla.
  • Utilizar el joystick para controlar la dirección y la velocidad de la silla, manteniendo un manejo suave y seguro.
  • Tener precaución al circular por terrenos inclinados o superficies resbaladizas, adaptando la velocidad y la dirección según las condiciones.
  • En caso de necesitar frenar bruscamente, soltar suavemente el joystick para detener la silla de forma segura.
  • Al realizar maniobras en espacios reducidos o al dar marcha atrás, es importante tener una buena visión de los alrededores y utilizar espejos o ayuda externa si es necesario.

Con un poco de práctica, las personas usuarias de sillas de ruedas eléctricas adquieren habilidades en el manejo de la silla, lo que les brinda mayor independencia y facilidad de desplazamiento en su vida diaria.

Beneficios de las sillas de ruedas eléctricas para personas mayores

Las sillas de ruedas eléctricas ofrecen numerosos beneficios para las personas mayores, brindándoles un mayor nivel de independencia y mejorando su calidad de vida. A continuación, se presentan algunos de los principales beneficios:

  • Facilidad de desplazamiento: Las sillas de ruedas eléctricas permiten a las personas mayores moverse de manera más sencilla y sin esfuerzo. Gracias a su motor eléctrico y sistema de dirección controlado mediante un joystick, pueden desplazarse con mayor comodidad y autonomía.
  • Menor fatiga y estrés físico: Al no necesitar propulsarse manualmente, las sillas de ruedas eléctricas alivian la carga física que recae sobre las personas mayores. Esto reduce la fatiga y el estrés en las articulaciones y músculos, especialmente en aquellos con poca fuerza o capacidad para usar una silla de ruedas manual.
  • Mayor alcance y libertad: Las sillas de ruedas eléctricas permiten a las personas mayores desplazarse por distancias más largas y explorar diferentes entornos con mayor facilidad. Pueden disfrutar de paseos al aire libre, visitar lugares de interés y participar en actividades sociales sin limitaciones significativas.
  • Seguridad y estabilidad: Estas sillas están diseñadas con características que garantizan la seguridad y estabilidad de las personas mayores durante su uso. Con sistemas de tracción adecuados y ruedas resistentes, ofrecen un mejor agarre y control, reduciendo el riesgo de caídas o accidentes.
  • Adaptabilidad y personalización: Las sillas de ruedas eléctricas pueden ser ajustadas y adaptadas a las necesidades individuales de cada persona mayor. Desde el asiento y respaldo hasta los reposapiés, existen opciones de personalización para garantizar la comodidad y el soporte adecuados.

Sillas de ruedas eléctricas para uso interior y exterior

Características especiales de sillas de ruedas eléctricas todoterreno

Las sillas de ruedas eléctricas todoterreno están diseñadas para aquellos usuarios que necesitan moverse sobre terrenos difíciles o irregulares. Estas sillas cuentan con características especiales que les permiten enfrentarse a superficies rugosas, como ruedas más grandes y tredas más sólidas. Además, su chasis resistente y suspensión mejorada proporcionan estabilidad y comodidad al usuario durante el desplazamiento.

Capacidad de ‘de pie’ en sillas de ruedas eléctricas

Algunas sillas de ruedas eléctricas incorporan una función de ‘de pie’, que permite al usuario elevar el asiento completo para colocarse en posición vertical. Esta característica tiene múltiples beneficios, como mejorar la circulación sanguínea, facilitar la comunicación a nivel visual y de altura con los demás, así como aprovechar la comodidad de estar en una posición erguida sin tener que abandonar la silla de ruedas.

Adaptación del medioambiente para su uso

Para garantizar una mayor accesibilidad y facilitar el uso de las sillas de ruedas eléctricas en entornos interiores y exteriores, es necesario realizar ciertas adaptaciones en el entorno. Esto incluye eliminar barreras arquitectónicas como escalones, asegurar pasillos y puertas con suficiente espacio para la silla, así como proporcionar rampas y ascensores donde sea necesario. También se pueden utilizar ayudas técnicas adicionales, como señalización táctil o sonora, para mejorar la orientación y la seguridad del usuario.

Esperamos que este artículo sobre cómo funcionan las sillas de ruedas eléctricas, te haya servido de ayuda. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactar con nosotros.

About the author : L. Almirall

Leave A Comment

Últimos artículos